Fascitis plantar. Intervención funcional

⚠⚠ Antes de empezar queremos dejar bien claro que nuestro mejor consejo es acudir siempre a un entrenador, preparador físico o reeducador postural cualificado para valorar posibles alteraciones funcionales y estructurales en las diferentes articulaciones que afectan a la biomecánica ⚠⚠

Analizar e individualizar el protocolo de trabajo, es clave para asegurar el éxito y evitar problemas.


Son muchos los corredores que sufren de dolor en la planta del pie. El dolor puede ser causa de muchos motivos, como sobrecargas en el aductor del dedo gordo, disfunción del tibial posterior, dificultad para mantener el arco plantar longitudinal, metatarsalgias, etc…. pero el más habitual suele proceder de una alteración e inflamación de la aponeurosis o fascia plantar, ya sea como consecuencia de un sobreuso (sobrecarga) o un sobreestiramiento producto de la debilidad.

Pero… ¿qué es la fascia? De forma genérica la fascia es un tejido conectivo que envuelve a la musculatura, huesos, órganos e incuso téndones y ligamentos dando soporte y protección al organismo y transmitiendo las tensiones de los diferentes grupos musculares a lo largo de las múltiples cadenas musculares. Cualquier desequilibrio en la cadena muscular puede generar tensiones en la fascia produciendo dolor.

Pie derecho, vista longitudinal.

Cuando nos referimos a la unidad anatómica de la aponeurosis plantar, nos referimos a una estructura de tejido conectivo grueso ubicado en la planta del pie que se encarga de transmitir cargas entre la base del calcáneo (talón) y las cabezas metatarsianas y falanges asegurando la estructura de la bóveda plantar, protegiendo estructuras profundas y actuando como un sistema de polea que transmite las cargas entre el tendón de Aquiles y los dedos del pie (mecanismo Windlas).

La fascitis plantar presenta una prevalencia bastante alta entre los corredores y puede aparecer generalmente por:

✔ Acortamiento del tríceps sural
✔ Dorsiflexión de tobillo insuficiente
✔ Zapatillas inadecuadas para la práctica deportiva
✔ Zapatos de diario con excesivo talón
✔ Inhibición de la musculatura intrínseca del pie – tobillo
✔ Puede devenir en la aparición de espolón calcáneo
✔ Y otras causas estructurales en el resto del miembro inferior

En el siguiente vídeo resumimos una serie de ejercicios que podéis poner en práctica y que os pueden ayudar a paliar las molestias producidas por la fascitis plantar.

Pero recuerda… ¡No pretende ser una receta! Hay que tratar cada caso de manera individualizada y adaptada a sus necesidades, desequilibrios y/o disfunciones, ya que a menudo las alteraciones del pie, pueden haber provocado alteraciones en la alineación tibio-femoral, ángulo Q, desalineación de rodilla, y por tanto la intervención `para resultar efectiva no debe centrarse únicamente en el ámbito del pie, sino que debe ser integral y corregir todos los aspectos biomecánicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escríbenos un WhatsApp