TECNIRUNNER

Entrenamiento y asesoramiento integral para el corredor

CRÓNICAS DE NUESTROS TECNIRUNNERS: GORBEIA SUZIEN 2015

Gorbeia Suzien  | Septiembre 2015 | Laura Martínez del Pozo

 

Fecha marcada en el calendario, gran cita, última carrera de la copa de Euskadi, cita a la que me enfrentaba con una gran incertidumbre. Más bien desgana. El esguince de tobillo de segundo grado que me hice en la Zumaia Flysh Trail aún sigue dando guerra en las bajadas, el tobillo duele, y se me carga todo el pie y la pierna en general, pero bueno, estoy apuntada, decido ir…

Total, como mínimo le sale un buen entreno. Desde el esguince no he podido meter mucho desnivel, más bien correr por pista y terreno poco técnico… Y esta carrera es una de las grandes… Nervios.

 

A pesar de que sé que no estoy como para terminar con los cortes, los nervios se apoderan de mí. Al fin y al cabo es un sitio especial para mí, el monte Gorbea, uno de mis sitios favoritos, había deseado tanto estar a top para esta carrera… Había imaginado todo de una manera tan distinta… Y aquí estamos, tocada, que no hundida, pero ni de lejos en la forma física que hubiera deseado.gorbeia suzien 2015

 

Toda la élite en la carrera, todos los buenos, parece que no hay nadie malo, esto es la leche! Más nervios aún, me siento como fuera de lugar pero pienso… Haz lo que puedas, haz tu carrera y olvídate de los profesionales, tú eres Laura y tu objetivo es el que es, no ganar, si no intentar terminar esta gesta, este carrerón, sin lesionarte más, y tratando de pasar los cortes. En ningún momento pienso en terminar, no me veo capaz ni por tema desnivel mi por tecnicidad con mi lesión aún latente.

 

Empieza la fiesta, salgo tranquila, a mi ritmo, una subida dura para empezar, tipo kv, lo que me gusta. Subiendo no tengo problemas, parece que las piernas no se cargan y van bien, buena señal, algo es algo. Seguimos, poco a poco vamos sumando km y desnivel, coronamos Gorbea, Aldamin.., y ahora toca bajar, pedregal y varias torceduras de tobillo, una de ellas que me hace parar, pero puedo seguir, el dolor se pasa. Voy comiendo bien, hace calor pero no bochorno, tomo sales y bcaa’s cada hora, unas barritas, unos geles… Menos mal que llevo de todo porque en los avituallamientos hay poca cosa, naranja, plátano y algún fruto seco. Llevé unas 6 cosas y me lo comí todo, je je. Los últimos kilómetros se me hacen muy pesados. He pasado los cortes, corono el Gorbea en 3:15 cuando el corte es de 4 horas… Es en ese momento cuando pienso que igual este sueño se pueda hacer realidad. Aldamin en 4:30, siendo el corte en 5:30…

 

Pero mi problema no es subir, es bajar. Aún queda la mitad de la carrera y tengo que tratar de bajar con cuidado, el caso es llegar en menos de 7 horas, solo llegar, solo eso… No puedo arriesgar y caerme y no terminar… Lo tengo ahí… Es una realidad, es posible… Ufff.. Qué motivada. Sigo poco a poco a un ritmo cómodo de andar correr mientras bajamos, bastones en mano, aunque antes nunca los había usado en bajadas siento que esta vez me ayudan…

 

Pues ale. Kilómetro 25 y desde aquí se me hace eterno… No es que esté cansada, es que estoy harta de correr, de andar, de soñar… Quiero llegar y los kilómetros pasan muy despacio, así como el tiempo. Empiezo a acusar el cansancio, más que físico, que me encontraba bien, era un cansancio mental, de estar concentrada, algo que nunca me había pasado. Por suerte un corredor me acompaña, me hace ameno el camino, me habla, me marca el paso. Cómo me gustan estos amigos que se hacen en las carreras, con los que parece que se crea un vínculo especial… Eternamente agradecida.10414855_10153253773811936_854310115379760903_n

 

Finalmente llegamos al último kilómetro de asfalto después de mucho barro, mucho desnivel, mucho de todo.. Casi me pongo a andar de hartazgo y cansancio pero voy siguiendo a mi acompañante… Enfilo la última curva y aparece mi churri, subidón… Me acompaña un poco y esprinto, me quedan fuerzas parece ser… Cruzo la meta entre lágrimas, ni en mis mejores sueños hubiera imaginado acabar en esas condiciones una carrera tal enorme como esta… Parece que al final la constancia y el trabajo valen para algo… No soy rápida, pero poco a poco, voy logrando mis objetivos, disfrutar y terminar las carreras de la copa de Euskadi… Y al final parece que sexta fémina de Euskadi! Toma ya! Y eso siendo lenta… Mi campeonato está más que ganado, he hecho más de lo que pensaba, quizás más de lo que podía… ¿Hay mayor satisfacción que esa? A seguir con el año que viene!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *